martes, junio 30, 2015

La Colonia Leonesa en Cuba, Miembro de Honor del Consejo Superior de la Casa de León en Madrid

En la calurosa tarde del pasado sábado 27 de junio, en los salones de ‘La Casa de León’ en Madrid, se hizo merecida entrega a la centenaria Colonia Leonesa de Cuba del diploma que acredita a esta prestigiosa asociación de leoneses como miembro del Consejo de Honor del Consejo Superior de la mencionada Casa de León. La Vicepresidenta de la Colonia Lida Librán González, berciana nacida y criada en Fabero, junto al cubano Antonio Mendoza Oliveira, secretario social también de la actual junta directiva, recibieron con gran satisfacción este galardón y a su vez hicieron entrega de otro presente a su homóloga madrileña. En el mismo acto la Colonia recibió igualmente el obsequio de una camiseta firmada por la Cultural y Deportiva Leonesa destinada a presidir sus salones en La Habana.

En la asamblea general del pasado 8 de junio del Consejo Superior de la Casa de León en Madrid, por unanimidad de todos sus miembros, se acordó distinguir a La Colonia Leonesa de Cuba como integrante de este prestigioso elenco de personas y asociaciones leonesas que constituyen el Consejo de Honor. Varios han sido los motivos argumentados para hacerse merecedores de éste reconocimiento. En primer lugar por ser la única asociación de finalidad homóloga a la matritense que superado el centenario, logrando mantener vivo el contacto, amor e interés por la tierra entre los leoneses y sus descendientes, convirtiéndose por tanto en la decana de las existentes de ésta naturaleza y manteniéndose además bien dotada de socios – más de 800 - muy activa, y pujante. Asimismo entre sus méritos se halla el haber promovido numerosas iniciativas solidarias con la patria chica común, en momentos de significada necesidad a todos los niveles, hasta finales de la década de los cincuenta. Todas promovidas, mientras las circunstancias lo permitieron, y ante desgracias acaecidas en León y toda España. Así desde inicios del S. XX hasta hoy se mantiene en La Habana el panteón leonés de la Colonia dentro del cementerio Colón, de identificable estampa arquitectónica y en cuya capilla se venera a la Virgen del Camino, haciendo posible una iniciativa que ha permitido el cumplimiento de un importante y allí muy necesario cometido social de enterramiento para leoneses. En 1914, realizaron varias ayudas en favor del Hospicio de León y a partir de 1915 otras a los ayuntamientos leoneses destinadas a repatriar a los paisanos enfermos, una iniciativa que se repitió a partir de 1931 como actividad continuada, en especial hacia los emigrantes que han quedado en la indigencia. En 1923 ayudan a paliar las consecuencias del incendio de Maraña, en 1957 sufragan parcialmente las consecuencias de las riadas de Valencia y en 1959 de igual modo a Ribadelago (Zamora) tras el desastre de la ruptura de su presa, sin olvidar las frecuentes aportaciones y ayudas tras los frecuentes huracanes en la isla. En lo sociocultural y religioso en 1915 notifican a la Diputación la creación de una comisión para homenajear la figura de Francisco Sierra Pambley y financiar un monumento en su memoria; en 1919 envían una importante ayuda al Obispado de León para procurar la fiesta de Coronación de la Virgen del Camino, tomando también la iniciativa de designar con éste nombre una plaza habanera en una zona donde residían muchos leoneses y donde se entronizó una imagen de la patrona leonesa en 1948; financiaron importantes mejoras estructurales a la línea férrea Ponferrada Villablino 1918, adhiriéndose en 1927 al comité gestor del ferrocarril Pravia-Cangas-Villablino; en 1922 la Colonia sufragó la construcción de la Avenida de León en la finca del Centro Castellano de La Habana. En 1927 crean fondo para adquirir libros sobre la provincia leonesa y en 1927 contribuyen a la suscripción iniciada para construir instalaciones de la Universidad Central de Madrid; en 1948 ayudan a Buiza para compra del terreno destinado a construir su escuela, contribución en 1926 a los tripulantes que realizaron el vuelo del avión Plus Ultra hasta Buenos Aires, y en 1937 colaborando en la construcción del monumento a José Martí en La Habana… entre otros muchos.

Este merecidísimo galardón se une a las iniciativas que, desde hace un año y con motivo del primer centenario de la Colonia Lenesa de Cuba se han planteado desde la Casa de León en Madrid y que se pueden detallar y ampliar consultando nuestra referencia:



Héctor-Luis Suárez Pérez
Secretario Consejo Superior Casa de León en Madrid