viernes, marzo 07, 2014

Presentación del libro “Camino de Santiago por la ciudad de León", de Jose Antonio Mateos del Riego y Celia Ropero Serrano

Nuestros amigos de la Casa de León en Madrid nos remiten la siguiente Nota de Prensa que copiamos a continuación para general conocimiento, con nuestra recomendación para que adquieran dicho libro a todas las personas interesadas que todavía no lo conozcan:

El pasado lunes, día 3 de marzo de 2014, tuvo lugar en la Casa de León en Madrid la presentación del libro titulado El Camino de Santiago en la Ciudad de León, escrito y editado por los profesores José Antonio Mateos del Riego y Celia Ropero Serrano.

Lejos de lo que pueda parecer por el título, este pequeño libro, o más bien guía, no es una mera y típica recopilación de los monumentos emblemáticos de la ciudad de León, relacionados con el Camino de Santiago. Este libro es una ingeniosa y original guía de los pequeños detalles que esconden las históricas callejuelas de la capital leonesa, detalles que responden a curiosidades históricas, arquitectónicas y también naturales, pues vienen señalados numerosos fósiles que pueden verse en las piedras que forman nuestra ciudad.

Tanto José Antonio como Celia, matrimonio de profesores, forman una pareja dispar en su formación académica. Él, es profesor de biología en Armunia, y ella, profesora de latín y griego en Valderas. Sin embargo, tienen dos importantes nexos en común que les han llevado a editar esta guía, su profunda vocación y capacidad docente, y su apasionado conocimiento de la ciudad de León. Ambos investigaron concienzudamente cada piedra y palacete de León, incluso las criptas o patios a los que sólo se puede acceder con permiso del Ayuntamiento o a través de los sótanos de bares y tiendas. Se dieron cuenta que León desprende historia por cada edificio, piedra o monumento. Lo bueno de estos profesores es que no se limitan a un análisis puntual. Como hicieron en la presentación del libro, siempre contextualizan cada detalle, por ejemplo, si explican la iglesia de San Marcelo, cuentan la leyenda de este centurión leonés, si hablan de una iglesia, explican la orden a la que pertenece y su simbología, o también ubican en la ciudad los barrios judíos y musulmanes. Es por eso, que además de una extensa colección de fotografías, el libro incluye un mapa de León con varias rutas, por colores, para seguir el itinerario.

Llama la atención que no tenga más repercusión este tipo de estudios, sobre todo cuando no se trata de una tesis doctoral o guía compleja, sino que es un libro didáctico que permite conocer detalles de León que deberíamos conocer para valorar nuestra herencia cultural, es un deber moral que le debemos a una tierra que, como dijo el escritor Juan Pedro Aparicio, “el problema de los leoneses es que somos invisibles para nosotros mismos”.

Así pues, si quieren saber todos los detalles de la Plaza del Grano, el origen de los nombre de las calles como Matasiete o Trastámara, incluso detalles importantísimos como el Locus Apellationis en la fachada de la Catedral de León, les recomiendo esta guía. Es más, les invito a que estén atentos al Museo Bíblico y Oriental, pues en su labor divulgadora, seguramente fructifiquen visitas guiadas explicando todos estos detalles. Hay grandes museos en el mundo, lo que es único en León es que sus calles y monumentos son un museo en sí mismos y no hay una vitrina de cristal interponiéndose.

Paúl Sarmiento
Casa de León